jueves, 28 de octubre de 2004

El eclipse

Ayer el eclipse lunar fue increíble, ese color rojizo que adquirió le dio un toque casi místico y misterioso. Lástima que sólo de vez en cuando suceda este fenómeno.



Fotografía publicada por El Universal

2 comentarios:

ANECDOTARIO dijo...

Si sucedieran a diario dejaríamos de verlo con el mismo asombro y encanto y hechizo, es como el amanecer, atardecer o anochecer los damos como un hecho que, cuando están ya casi nadie se asombra de los matices que nos otorgan … por eso dejemos que sean de apoco y pocas las veces que sucedan estas extraordinarias noches de eclipse lunar y si aún quieres seguir asombrándote presta atención al sonido de las hojas de los árboles cuando te detengas en un alto.

Julio dijo...

Tienes toda la razón al decir que sean de vez en cuando estos fenomenos, ya que si no lo fueran así, ni siquiera nos causarían interés. Y es cierto, tenemos que disfrutar de cuanto nos rodea, de la naturaleza, de las personas, de las cosas con las que convivimos día con día, de eso se trata también la vida.